Hay una resistencia significativa contra las ciclovías, bicicletas públicas y la peatonalización de calles, afirmó Josafat Martínez de Luna, alcalde de la Bicicleta para Aguascalientes quien dijo que ello se debe a la falta de visibilidad de los problemas viales y a la normalización de las muertes en la calle, que es un costo de 100 años dedicados a promover el uso del coche como la mejor forma de movernos.
Tras su participación en el reciente Foro Nacional de la Bicicleta, celebrado en Mérida, Yucatán, donde se reunieron más de 70 colectivos para discutir y proponer soluciones relacionadas con la movilidad sustentable en México, el activista señaló que la planificación urbana de las últimas décadas ha estado orientada hacia el automóvil, creando la percepción de que la movilidad eficiente sólo es posible a través de este medio.
Indicó que tan sólo en Aguascalientes, muchas personas piensan que sólo se puede mover efectivamente en coche, lo cual es un error, por lo que es necesario impulsar otras formas de movilidad que son más eficientes.
Apuntó que el Artículo IV de la Constitución Mexicana implica desincentivar el uso del vehículo automotor y fomentar el uso de transporte público y bicicletas. Sin embargo, la implementación de políticas y proyectos a menudo no refleja esta visión.
Subrayó que la resistencia al cambio no sólo viene de los ciudadanos, sino también de los gobiernos, por lo que, para lograr una movilidad más eficiente, sostenible y segura, insistió en la necesidad de transformar urgentemente la infraestructura urbana.
En cuanto al transporte público, abogó por un sistema de excelencia, que incluya vehículos híbridos o eléctricos y tiempos de espera no mayores a 15 minutos y en lo que respecta al uso de la bicicleta, enfatizó la necesidad de una red de ciclovías bien mantenidas.