Resulta riesgoso echar para atrás la figura de la prisión preventiva oficiosa, señaló la coordinadora de la Mesa Ciudadana de Seguridad y Justicia Aguascalientes, Karla Martorell Moya.
Expresó el apoyo a que se mantenga la prisión preventiva, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador, al igual que gobernadores de todos los estados, coincidieran en su postura contra la posible desaparición de esta medida cautelar, como se le estableció a México en resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Afirmó que la ciudadanía, que se representa en el organismo interinstitucional que reúne a actores empresariales, de la sociedad civil, y de corporaciones de seguridad, ha expresado recurrentemente en que no exista carencia de justicia, independientemente de lo que pueda determinarse por organismos internacionales.
Reconoció que cualquier ser humano tiene derecho a la libertad y la presentación de pruebas de su inocencia, pero que en el aspecto de seguridad se deben cerrar filas para que la sociedad trabaje en conjunto con las autoridades.
Martorell Moya expresó que el análisis de la desaparición de la prisión preventiva oficiosa resulta muy preocupante, porque se visualiza un alto riesgo de afectación a la sociedad.
Consideró que debe prevalecer la corresponsabilidad entre la ciudadanía y autoridades, con el fin de lograr una mayor eficiencia en el trabajo que realizan los jueces al momento de establecerse si una persona debe estar presa mientras se le sigue un juicio penal en su contra.
Expuso que este tema ha sido objeto de análisis en la Mesa Ciudadana de Seguridad y Justicia, donde se mantendrá un diálogo con las diversas autoridades que tienen espacio en este organismo.