Grupo Reforma
Agencia Reforma

Piedras Negras, México.-El Gobierno federal aún recibe presiones y chantajes de las farmacéuticas y distribuidoras de medicamentos que vendían al gobierno 100 mil millones de pesos anuales, afirmó el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al inaugurar una remodelación de una clínica del ISSSTE en Piedras Negras, el Mandatario federal dijo que el abasto de medicamentos en México aún enfrenta problemas causados por los ex proveedores, quienes tienen conexiones políticas y apuestan por presionar a su Administración.

“Cómo estarían de enraizados esos intereses que todavía estamos enfrentando bloqueos, estamos enfrentando chantajes de estas empresas que antes abastecían de medicamentos”, dijo López Obrador.

“Todavía están en una campaña en contra del Gobierno porque tomamos la decisión de ya no comprarles a ellos los medicamentos”.

El Presidente recordó el robo de medicinas oncológicas que, aseveró, tenía la intención de afectar la imagen de su gestión.

“Hace poco sucedió un caso bastante raro, de que se compraron medicamentos para niñas, niños con cáncer y se robaron todos esos medicamentos y se están encontrando tirados en la basura, lo que buscaban era poner en evidencia al Gobierno”, afirmó.

Reiteró que recibieron el Gobierno federal con “un tiradero” de obras públicas, como carreteras, escuelas, clínicas y hospitales, obras como la que hoy inauguraron en Piedras Negras.

Dijo que, en un entorno de pandemia, donde la mayoría de los recursos se destinaron a enfrentar el Covid-19, las instalaciones del ISSSTE que inauguran son el ejemplo de que la renovación de sedes médicas se incrementará en los días por venir.

“Espero que tengamos un sistema de salud, antes de que termine el sexenio que represento, que podamos tener un buen sistema de salud, de los mejores del mundo”.