Renata Tarragona
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Por su mantenimiento menos intensivo y su menor costo de inversión, proveedores de planta y productores persiguen que se detone el cultivo de higos en el País.
Con una tasa de crecimiento anual de 5.3 por ciento, a nivel mundial se estima que este cultivo alcance un valor de 2 mil 311 millones de dólares.
México ocupa el lugar 19 entre los principales países productores de higo, con un promedio de 12 mil toneladas anuales, de las cuales el 80 por ciento corresponde a la variedad «black mission» y el resto se reparte entre «kadota» y «brown turkey», en una superficie de mil 843 hectáreas.
Marco Antonio Chavira, socio director de Higos Santa Anita, afirmó que el higo es atractivo para los pequeños productores, que representan 95 por ciento del sector, por su demanda a escala mundial y por requerir menos cuidados.
Para su cultivo es necesaria la preparación del terreno, elegir un buen genotipo, realizar el control biológico del suelo, colocar postes de bambú y rafia para darle forma y extensión, y aplicar el paquete tecnológico correspondiente, que suele ser riego semiintensivo por goteo.
Su cultivo tiene un mejor rendimiento y costo que otros, con un rango de 12 a 20 toneladas por hectárea, con una inversión inicial de 500 mil pesos y de 250 mil pesos para mantenimiento anual por hectárea.
Este año se espera un crecimiento de 40 a 50 por ciento en la producción nacional, para llegar a un promedio de 18 mil toneladas, debido a lo que ya se plantó hasta dos años atrás, pues el punto más fuerte de producción de la planta es a sus tres o cuatro años.
«El Gobierno debe ayudar a los productores a generar mejores paquetes tecnológicos para cada zona e invertir en asistencia técnica; los productores deben ver cómo se organizan para poder comerciar su producto», dijo Chavira.