Dos presuntos distribuidores de sustancias ilícitas, fueron detenidos en poder de un kilo 250 gramos de “cristal” cuyo valor en el mercado alcanzaría los 330 mil pesos. Quienes fueron puestos a disposición de las autoridades, se identificaron como Alberto, de 35 años de edad y originario del Estado de México, así como Edgar, de 37 años.
Derivado de la detención reciente de personas en posesión de drogas, los oficiales lograron conocer acerca de dos personas que presuntamente se dedicaban a la venta de las mismas. Por lo que al analizar los mapas geodelictivos en calles de los fraccionamientos Claustros de Loma Dorada y Villa de Loma Dorada, intensificaron sus labores de vigilancia. Fue así, que al circular sobre la calle Cultura Otomí del fraccionamiento Villa Loma Dorada, detectaron una camioneta marca Ford Explorer, color rojo, modelo 1996, mal estacionada, con dos personas en el interior y la puerta del copiloto abierta. Al percatarse de la presencia policial, el copiloto cerró la puerta intempestivamente, mientras que el conductor, puso en marcha la unidad arrancando a una velocidad inmoderada. Utilizando los códigos y comandos verbales, los uniformados le marcaron el alto, sin embargo, la persona al volante hizo caso omiso. Fue a la altura de la calle Villa Toraya, donde una patrulla le cerró el paso a la camioneta en la que viajaban los ahora detenidos. Al inspeccionar los oficiales el interior de la unidad, localizaron un envoltorio que contenía 1 kilo 250 gramos, de droga “cristal” narcótico con el cual podrían producirse alrededor de 2 mil 200 dosis.
Finalmente, los dos detenidos quedaron a disposición del agente del Ministerio Público del Fuero Común en la Fiscalía General de la República, donde será determinada su situación jurídica.

¡Participa con tu opinión!