Una intensa movilización policiaca se registró el miércoles por la tarde al sur de la ciudad, luego de que las cámaras de vigilancia del C5i detectaron circulando por la carretera federal No. 45 Sur un automóvil Volkswagen Bora, color rojo y sin placas de circulación, que aparentemente estaba involucrado en los ataques armados registrados durante la madrugada y noche del martes pasado, en el fraccionamiento Potreros del Oeste y en la colonia Barranca de Guadalupe.
Fue sobre el Blvd. José María Chávez, frente al Centro Colchero Ocsalev, en el Centro Comercial «Plaza Vestir», donde policías preventivos de Aguascalientes interceptaron la unidad automotriz en la que viajaban cuatro personas del sexo masculino, las cuales fueron detenidas y trasladadas para investigación a la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Alto Impacto de la FGE.
El miércoles a las 14:15 horas, inicialmente se reportó que los tripulantes de un vehículo Volkswagen Bora, color rojo y sin placas de circulación, habían realizado disparos contra una camioneta pick-up. Los hechos ocurrieron a la altura de la planta Nissan A2, justo a la altura de las vías del FF.CC.
Momentos después, el vehículo sospechoso fue detectado por las cámaras de vigilancia del C5i, cuando se desplazaba a exceso de velocidad por la carretera federal No. 45 Sur en dirección de sur a norte, por lo que se implementó un operativo por parte de policías estatales y policías preventivos de Aguascalientes.
Una patrulla de la Policía Vial inició la persecución y el oficial le ordenó al conductor detener la marcha, aunque éste hizo caso omiso a las indicaciones. Fue sobre el Blvd. José María Chávez, frente al Centro Colchero Ocsalev, en el Centro Comercial «Plaza Vestir», donde policías preventivos del Destacamento «Morelos» y del Destacamento «Insurgentes», así como del Grupo Motorizado «Centauro» de la SSPM, lograron interceptar el coche.
En el coche viajaban cuatro personas del sexo masculino, las cuales fueron sometidas y posteriormente el coche fue registrado detenidamente, localizándose en el interior dos cascos de motociclistas, pero no se encontró ninguna pistola o algún objeto ilícito. Sin embargo, debido a que la unidad automotriz coincidía con la utilizada en los ataques armados registrados el martes en el fraccionamiento Potreros del Oeste y en la colonia Barranca de Guadalupe, los cuatro sospechosos fueron trasladados a la Fiscalía General del Estado, donde están siendo investigados por agentes de la Unidad de Combate al Narcomenudeo y del Grupo Homicidios de la PDI.