Tania Casillas
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Las leyes que restringen o prohiben ciertas razas de perros en otros países, no son efectivas para evitar las mordidas o las muertes causadas por pitbulls, coincidieron especialistas, pues aun si hay restricciones, falta que los dueños apliquen la normativa.
De acuerdo con la asociación estadounidense Love a Bull, los costos de aplicar restricciones sobre razas en Estados Unidos son mayores a los beneficios, ya que deben tener especialistas para recoger a los perros, así como refugios, medicina para eutanasia y asistencia legal.
Además, la organización asegura que aunque las mordidas y ataques de perros bajaron con las restricciones, también disminuyeron en otras zonas donde no había leyes aplicables, por lo que lo atribuyen a una crianza responsable.
“Muchos de estos animales que de repente atacan o que tienen este tipo de comportamientos, son animales maltratados, o bien los fallecidos entraron a algún lugar donde los animales son territoriales”, explicó el Investigador de la UdeG, Mario Alberto López Amezcua.
Recordó que una crianza responsable provoca menos agresiones por parte de los perros sin importar si son machos o hembras.
“Muchas veces cuando son esterilizados a tiempo son menos territoriales, menos agresivos, son menos animales que tienden, en dado momento, a salir y estar pugnando en la calle”, aclaró.