Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.-Los estadounidenses completamente vacunados contra Covid-19 pueden viajar “con bajo riesgo para ellos mismos”, pero deben seguir utilizando mascarilla en público, evitar multitudes, mantener el distanciamiento social y lavarse las manos con frecuencia, informó ayer la autoridad de salud federal.
La nueva recomendación de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) aplica para viajes nacionales e internacionales.
Los vacunados no necesitan someterse a una prueba antes de llegar a otro país, a menos que así lo requieran las autoridades de destino, y tampoco necesitan ponerse en cuarentena después de regresar a Estados Unidos, a menos de que así lo requieran las autoridades locales.
Sin embargo, deben tener un resultado negativo de una prueba antes de abordar un vuelo de regreso a EU y deben volver a hacerse la prueba de tres a cinco días después.