Autoridades encargadas de regular el servicio de transporte público de Gobierno del Estado, lanzaron el último llamado para aquellos trabajadores del volante que operan por medio de aplicaciones digitales, y que aun no están debidamente registradas. De hacer caso omiso, podrían ser acreedores a importantes sanciones económicas que alcanzan hasta los 43 mil pesos.
El director del Transporte Público, Alberto López Regalado, precisó que actualmente se tiene un avance considerable en el número de unidades plenamente reguladas y que trabajan en app como Uber, DiDi, Bolt y Beat.
Sin embargo, estimó que aún faltan alrededor de un 20 por ciento de autos que operan al margen de la ley. En ese sentido, indicó que las autoridades estarán trabajando para identificar aquellos casos pendientes, con el afán de invitar a sus operadores a que se acerquen de manera voluntaria, sin agotar la instancia administrativa.
Agregó que ya quedó atrás la inconformidad presentada en semanas pasadas de parte de los choferes de las aplicaciones antes mencionadas, por el cobro anual para su operación.
«De momento tenemos un índice del 15 al 20% a lo mucho de quién no se ha acercado, pero ya están notificados y tienen conocimiento de que tienen que regularizarse si quieren seguir trabajado. Buscamos agotar todas las instancias posibles antes de proceder con la aplicación de una multa», concluyó.