El Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial pone en alerta sobre los planes y programas anunciados por la banca comercial que ofrece a sus clientes un periodo de gracia de tres a cuatro meses para no pagar el crédito y que supuestamente no generará intereses, pero sí lo hará porque el capital sí genera intereses.

Alberto Aldape Barrios, director del CIDE, explicó que al término de ese periodo de gracia, los acreditados procederán a una reestructura del crédito, por lo que se sumarán los intereses generados en capital y a partir de ahí se elaborarán los nuevos planes de pago.

Es contundente que las instituciones bancarias como Banorte, Bancomer y HSBC no han sido 100% claras en la información, aparte la sociedad no tiene la cultura financiera de leer los contratos y los convenios que se firman con esos bancos.

“Esos bancos van a dar a sus clientes que acepten su programa, a firmar un convenio de reestructura donde dice que durante el periodo de gracia donde no se pagará ni capital ni intereses, se seguirán generando los intereses de acuerdo al crédito contratado”, advirtió.

Comentó que es indispensable que se analice a fondo la conveniencia de recurrir o no a esos periodos de gracia, porque los intereses seguirán acumulándose correspondiente a esos tres o cuatro meses.

Sostuvo que la reestructura de esos créditos será un hecho ineludible, al mismo tiempo mediante ese programa la propia banca busca autoprotegerse para evitar que aumente la cartera vencida, ya que le implicaría incrementar sus propias reservas para hacerle frente a esos pasivos, lo que le llevaría a una inmovilización de recursos que le cuesta al banco al no poderlos invertir.

Finalmente, Alberto Aldape Barrios subrayó que los empresarios deben calcular perfectamente sus finanzas y leer las letras chiquitas de las cláusulas del convenio de reestructura para que después no salga sorprendido.