Será en una sesión extraordinaria que los diputados de la legislatura a punto de fenecer, definan si avalan o no el dictamen presentado por el Consejo de la Judicatura, en el que con el voto unánime de los integrantes del organismo, dan el voto de confianza para la reelección en el cargo, para la magistrada Edna Edith Lladó Lárraga, dio a conocer el presidente de la Comisión de Justicia, Alejandro González Dávila.
El también secretario de la Comisión Permanente, consideró que 15 años de permanencia en el cargo en una primera instancia, son suficientes para el desempeño de una o un magistrado, por lo que se ha puesto sobre la mesa de los legisladores locales, la posibilidad que se haga una reforma constitucional, para que el tiempo de permanencia con esa investidura se limite al periodo o a la no reelección.
La propuesta podría ser la consideración del término del cargo y la posibilidad de reelección, tanto en tiempos como en plazos, aunque no se tiene determinado cuánto sería lo ideal, pues dijo “es complicado, se tiene que hacer un análisis importante, ahorita está con 15 años y es suficiente para que un magistrado demuestre su capacidad”.
Sin embargo, destacó que como están las leyes en este momento, las magistradas y magistrados si así lo desean, pueden solicitar la reelección tras cumplir su primer periodo. Cabe mencionar que en el caso de la magistrada Lladó Lárraga, se vencería los primeros días de septiembre, unas semanas antes de que termine la gestión de la LXIV Legislatura.
González Dávila comentó que de momento sólo está pendiente de resolución en el Congreso del Estado, dar el aval o no de la magistrada Lladó, procedimiento que sigue su curso, “el Consejo de la Judicatura hizo su evaluación, y hasta ahí va el procedimiento, el Congreso tendrá que ratificar o no”, y eso tendrá que ser antes que termine la gestión.