Mayolo López
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Elementos de la Marina ligados con el narcotráfico serán considerados bajo la figura de traición a la Patria y sancionados en tribunales militares o civiles, de acuerdo con la nueva Ley Orgánica de la Armada de México aprobada ayer en la Comisión de Marina del Senado.
Tras la votación unánime, el presidente de la comisión, Eruviel Ávila, comunicó a los integrantes que se adicionaría un artículo para que en el nuevo ordenamiento se resalte la necesidad de ser más severos con quienes se compruebe sus vínculos con el crimen organizado.
“Para que sean sancionados con esta figura de traición a la patria y sean sancionados en tribunales militares o civiles”, detalló el ex Gobernador mexiquense.
Ávila pidió a los senadores su respaldo para que revisaran y aprobaran la adición y, con la respectiva firma de cada uno de ellos, enviar el dictamen al pleno para su aprobación en el periodo ordinario de sesiones que arranca en septiembre próximo.
Con la Ley Orgánica vigente, las penas se determinan en un juicio castrense; en los casos de narcotráfico y delincuencia organizada, por ir en contra del “deber militar”. Dependiendo de la gravedad del delito, las penas pueden alcanzar hasta 40 años.
La Ley Orgánica propuesta –que, en caso de ser aprobada, suplirá a la publicada en diciembre de 2002– también busca endurecer los castigos contra los elementos que incurran en hechos de corrupción, para favorecer su expulsión de la Armada en caso de faltas graves a la disciplina militar.
Presente en la reunión, el Vicealmirante Benito Armando Galeana Abarca, subjefe Administrativo del Estado Mayor General de la Armada de México, explicó a los senadores que la Ley Orgánica no castiga con rigor los actos de corrupción internos.
Con el ordenamiento propuesto se redefinen requisitos para el ingreso y permanencia en la Armada, se introduce una nueva clasificación del personal y las consideraciones para pasar de la milicia auxiliar a la permanente.