Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Fiscalía General de la República (FGR) tiene perfilada una eventual imputación contra el ex Presidente Enrique Peña Nieto y el ex Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, por los delitos de asociación delictuosa y cohecho, en el caso de los sobornos de la reforma energética.
En noviembre de 2020, REFORMA informó que cuando la FGR intentó infructuosamente obtener la orden de aprehensión contra Videgaray, planteó en su solicitud que el ex mandatario eventualmente podría ser responsable de cohecho y traición a la patria.
El pasado 12 de abril, en la audiencia de imputación del ex senador Jorge Luis Lavalle, los fiscales federales delinearon una lista de otros 7 ex funcionarios que habrían sido parte de una asociación delictuosa y dos por cohecho.
“Jorge Luis Lavalle Maury, junto con Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray Caso, Ernesto Javier Cordero Arroyo, David Penchyna Grub, Ricardo Anaya Cortés, Francisco Javier García Cabeza de Vaca y Salvador Vega Casillas, entre otros, formó parte de una asociación de hecho, cuyos efectos son visibles en la República Mexicana, entre abril de 2013 a agosto del 2014, con el propósito de realizar diversas conductas delictivas”, dice la imputación de la FGR.
“Lavalle Maury, en calidad de servidor público como senador de la República, en el periodo comprendido de diciembre del 2013 a agosto del 2014, recibió de Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso, a través de Emilio Ricardo Lozoya Austin, dinero en al menos la cantidad de 97 millones 190 mil, que le fue entregado en efectivo por medio de interpósita persona de nombre Rafael Jesús Caraveo Opengo”.
Las entregas del dinero fueron en los domicilios de Paseo de la Reforma, esquina calle Milán, de la colonia Juárez, alcaldía Cuauhtémoc, y en Montes Urales, número 425, colonia Lomas de Chapultepec, alcaldía Miguel Hidalgo, ambos en la Ciudad de México.