Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador tiene listo un decreto por el que exhortará a los gobiernos locales a frenar cualquier procedimiento que implique cortar el suministro de agua, ante la pandemia del Covid-19.

“El Poder Ejecutivo Federal a mi cargo exhorta a los estados y municipios que integran el Estado Mexicano a asegurar la prestación del servicio de agua potable, a fin de garantizar el derecho humano al agua, ante la pandemia de enfermedad por coronavirus, debiendo suspender los procedimientos que pudieran tener como consecuencia la restricción parcial o total del suministro de agua potable”, se lee en el proyecto de decreto.

El documento fue enviado este lunes por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales al portal de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, pero solo estará vigente una vez que sea publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Este sería el primer decreto firmado por el Presidente de la República relacionado con el Covid-19, pues los acuerdos previos del Gobierno para medidas preventivas han provenido de las secretarías de Salud y de la Función Pública, así como del Consejo de Salubridad General.

“La situación apremiante que se vive a nivel mundial como consecuencia de la pandemia, reclama una respuesta clara y contundente de las autoridades de los tres órdenes de gobierno para atender las demandas de los sectores más vulnerables y marginados de la población, así como de ciudades, hospitales, campamentos y zonas rurales”, se explica en el proyecto de decreto.

“Esta situación de emergencia es un asunto que convoca y compromete a los poderes públicos y a la ciudadanía, por lo que se requiere de la unidad, solidaridad y corresponsabilidad de todos para superar los efectos de la pandemia”.

El lavado frecuente de manos y la limpieza de superficies son de las medidas preventivas más importantes contra el coronavirus.

La mayoría de los usuarios domésticos del país pagan derechos por consumo de agua a los sistemas municipales respectivos, que a su vez reciben suministro de la Comisión Nacional del Agua o sus equivalentes estatales.

Las causales de corte de suministro varían de estado en estado, pero solo en los casos más extremos de incumplimiento se llega a tomar esta medida, y algunas entidades que contemplan mantener la entrega de cantidades mínimas incluso a quienes no pagan.

Lo anterior, porque a partir de 2012 el artículo Cuarto de la Constitución obliga al Estado a garantizar el acceso al agua para toda persona para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible.

En 2016, luego de un fuerte debate, la Suprema Corte de Justicia estableció que los Congresos estatales no pueden obligar a los municipios a mantener el suministro de agua gratuito y por tiempo indeterminado a quienes no lo pagan, salvo que se acredite que son personas en situación vulnerable o de marginación.