Isabella González y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Para el Grito de Independencia del próximo 15 de septiembre, el Presidente López Obrador pidió que al menos 500 personas puedan participar en la celebración en la plancha del Zócalo, portando antorchas encendidas con “la llama de la esperanza”.
El Mandatario aseguró que la conmemoración se organizará de tal manera, que tendrá que garantizarse la sana distancia de los asistentes, tanto la noche del 15 de septiembre, como en el desfile del 16.
“Vamos a mantener la ceremonia del Grito y el desfile y hubo un escándalo. ¿Cómo vamos a hacer el Grito? ¿Cómo se va a llevar a cabo? Guardando la sana distancia, la ceremonia. Claro que va a ser en el balcón.
“¿Quiénes van a estar en la plancha? En toda la plancha del Zócalo pueden estar 500 personas bien separadas y yo hice la propuesta, porque hay un comité de esta ceremonia, hice la propuesta que sea con antorchas. ¿Para qué? Para mandar el mensaje de que sigue encendida la llama de la esperanza, porque así es además, la gente mantiene la esperanza y la esperanza es una fuerza muy poderosa”, explicó.
Según el tabasqueño, las dimensiones del Zócalo capitalino, de unos 46 mil 800 metros cuadrados, permitirá que 500 personas formen parte de la conmemoración, en representación de los 32 estados del País.
“En toda la plancha 500 con representación de las 32 entidades federativas y los medios; es decir, transmisión por radio, por televisión, desde luego la prensa escrita, y desde los domicilios la gente puede ver la ceremonia del Grito”, explicó.
Adelantó que el desfile militar también se establecerán restricciones para reducir el número de participantes.
“Va a ser una ceremonia conmemorativa sin muchos contingentes, guardando la sana distancia, todo a partir de los protocolos de salud”, indicó.