Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Salud planea ofrecer atención a 65 mil migrantes de hasta 30 nacionalidades.
Alejandro Svarch, director de Asuntos Internacionales de la dependencia, detalló que prevén atender a 55 mil extranjeros que esperan en México una respuesta a su solicitud de asilo estadounidense, y 10 mil que ya estaban en territorio nacional.
“A partir del acuerdo con Donald Trump se tendrá un flujo mucho más estable en la frontera norte porque todas las personas que están en espera de condición de asilo van a esperar en México”, aseguró.
Para que un migrante tenga acceso a los servicios salud, explicó, no sólo es suficiente establecer consultorios y contar con médicos, sino que se necesitan unidades itinerantes.
Afirmó que incluso se han reportado casos de migrantes atendidos en el tercer nivel en instituciones de la Ciudad de México.
“Hemos tenido casos de niños que han llegado al Instituto Nacional de Pediatría, y al Hospital Infantil de México”, afirmó.
Se trata de casos en los que han llegado con fiebre por infección causada por infección.
El experto precisó que la atención en la frontera sur es un reto porque el flujo migratorio está movimiento, pero ahí se cuenta con módulos formales de servicios médicos e itinerantes.
Dijo que hay falsos preceptos sobre los migrantes en tránsito por el País, pues se cree que pueden tener ébola y otros padecimientos.
“La población migrante no es una población de riesgo para los connacionales; es una población vulnerable que requiere protección, cuidado y solidaridad de los mexicanos. Ellos están en más riesgo de que nosotros los enfermemos”, afirmó.