Staff
Agencia Reforma

ORLANDO, EU.- En su primera aparición pública desde que abandonó la Casa Blanca, el ex Mandatario estadounidense Donald Trump dejó entrever que competirá otra vez por la Presidencia del país en las elecciones de 2024.
Trump criticó a la Administración de Joe Biden, a los demócratas, repitió falsas afirmaciones de fraude electoral y llamó a la unidad republicana, aunque luego atacó a los integrantes del partido que votaron por condenarlo en su segundo juicio político.
“¿Ya me extrañan?”, dijo el ex Presidente al ser recibido por la multitud en la clausura de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, por sus siglas en inglés).
“Empezamos este viaje hace cuatro años y está lejos de terminar (.) ¿Quién sabe, quién sabe? Quizá decida vencerlos por tercera vez”.
Sus declaraciones provocaron vítores de las decenas de personas presentes, la mayoría sin cubrebocas en un lugar bajo techo, a pesar de la pandemia de Covid-19.
“No empezaremos nuevos partidos”, aclaró Trump en el evento que se realizó en Orlando, Florida.
“Tenemos al Partido Republicano y estamos unidos y vamos a ganar”.
Mencionó también que los republicanos buscarán recuperar el Congreso.
Por primera vez, él mismo invocó el término “trumpismo” y lo definió como una ideología que consiste en posturas que tomó mientras estuvo en el cargo, incluidas políticas restrictivas de migración y “grandes negocios”.
Los oradores, incluidos muchos posibles aspirantes republicanos a la Presidencia en 2024, han argumentado que el partido debe abrazar al ex Mandatario y a sus seguidores, incluso después de la mortal insurrección en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero.
En un discurso de unos 90 minutos, Trump criticó a Biden y varias de sus políticas, como la relajación de restricciones migratorias, “poner al país al último” y el manejo de la pandemia.
“Sabíamos que el Gobierno de Biden sería malo, pero nunca imaginamos que así de malo. Ha tenido el primer mes más desastroso de cualquier Presidente en la historia moderna”, enfatizó.
Trump señaló los reportes sobre el resurgimiento de cruces de migrantes en la frontera.
“Teníamos todo controlado”, apuntó el ex Mandatario.
“Los migrantes ilegales están siendo capturados y liberados en Estados Unidos (.) muy diferente de lo que pasaba hace dos meses”.
Sin embargo, incluso con una audiencia de apoyo integrada, no todos en el partido creen que el trumpismo sea el camino a seguir.
“CPAC no es la totalidad del Partido Republicano”, manifestó ayer el senador Bill Cassidy de Luisiana, uno de los siete senadores republicanos que votaron a favor de condenar a Trump en su segundo juicio político.