Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Actualmente, conseguir medicamentos es como una moneda al aire. Los pacientes con enfermedades respiratorias o de otro origen, tienen que visitar varias farmacias para conseguirlos; a veces lo logran, pero otras no.
En un recorrido que abarcó siete puntos en las Alcaldías Azcapotzalco, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero, en la CDMX, se documentó la escasez de 13 fármacos.
Entre éstos, medicamentos de especialidad como Mometasona y Parametasona, utilizados para alergias o inflamación; tranquilizantes como Alprazolam; Micardis, para la hipertensión arterial; Trayenta y Trayenta Duo, para la diabetes; Riopan, un antiácido; los multivitamínicos Dextrevit y Redoxón; Interferón, para esclerosis múltiple o cáncer; Vyvanse, para el déficit de atención, y Dimacol, para tos y gripe en niños.
Por ejemplo, ciudadanos comentaron que por meses no han encontrado trayenta; otros que desde mediados de 2020 se enfrentaron con el desabasto y tuvieron que cambiar su tratamiento; y unos más que se surten de éste de manera irregular.
“A veces llamo y me dicen que lo tienen, llego y ya no hay, por eso cuando vengo y lo encuentro me llevo lo de algunos meses, como de guardadito. Llevaba esperando dos meses”, comentó Alfonso Roque de 58 años, quien se llevó tres cajas ayer en Farmacia San Pablo del Centro de Azcapotzalco.
“A finales de año fue muy rudo. En el ISSSTE y el IMSS, -lo sé porque también mis primos estuvieron buscando-, se acababa hasta la Metformina, que es con lo que se mantenían y te pedían que ya la compraras (…) Es muy difícil conseguirlas, pero ya tenemos reservas. Es cuestión de suerte”, agregó.
Sin embargo, en esa franquicia no se encontraron 9 medicamentos de los 13 anteriormente mencionados, entre éstos, Trayenta Duo, destinada a pacientes con diabetes tipo 2.
Asimismo, un padre de familia que dijo provenir de Tlalnepantla, Estado de México, buscaba Dimacol para tratar tos en uno de sus hijos. Sin embargo, no encontró el fármaco en Farmacias Benavides de Vallejo, de la Alcaldía Gustavo A. Madero.
A los 15 minutos, salió Adriana acompañada de su marido, también buscaban ese medicamento.
A Farmacias Guadalajara de la Alcaldía Cuauhtémoc, ha acudido Tania por tres días consecutivos para buscar Riopan, para controlar el reflujo y acidez causado, dijo, por ansiedad, pero ni ahí, ni en el Aurrerá de Plaza Tlatelolco, lo ha encontrado.
“Es un medicamento muy común. Lo compras por caja y ahora es muy raro, no encuentras. Te acuestas a descansar y sientes ardor, no he descansado y tengo muchos dolores. No sé qué esté pasando, sólo que no están surtiendo. En cuanto llegue el sábado voy a ir a buscarlo a otros lados”, dijo.