‘Perdono a los que me arrebataron a mi padre’

Mirna Ramos
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Ayer, un día después de que Luis Donaldo Colosio Murrieta hubiera cumplido 71 años, su hijo Luis Donaldo Colosio Riojas visitó por primera vez Lomas Taurinas, en Tijuana, donde el entonces candidato del PRI a la Presidencia fue asesinado el 23 de marzo de 1994.
Desde ahí, el actual candidato de Movimiento Ciudadano a la Alcaldía de Monterrey lanzó un pronunciamiento en video en el que dijo perdonar a quienes le arrebataron a su padre, a la clase política que ha lucrado con su nombre y al sistema judicial que se empeñó en no hacer justicia.
“Perdono a los cobardes que me arrebataron a mi padre, haciendo hasta lo inimaginable con tal de sacar a Colosio de la contienda”, dijo.
Sin embargo, condenó a quienes siguen permitiendo asesinatos y violencia como la que sufrió su padre.
“No perdono que en México continuemos permitiendo que tantas familias padezcan lo mismo que ha sufrido la mía por las ineficiencias e imprudencias de nuestro sistema de Gobierno”.
Colosio planteó un nuevo comienzo en beneficio del país.
“Aquí y ahora comienzo una nueva y urgente historia para mí, y la pongo a los pies de mi país. Es mi propósito de vida detonar el surgimiento de una generación nueva y diferente, de liderazgos que con integridad, que con congruencia se arrojen al servicio de nuestra gente”.