Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador, reiteró ayer que, si bien es un asunto judicial, no se le puede otorgar el “perdón” a Alonso Ancira si no existe la reparación del daño de 200 millones de dólares por parte de Altos Hornos de México, tras la compra a sobreprecio de la llamada “planta chatarra” en Veracruz.
“Es un proceso judicial que se sigue. Nosotros lo que planteamos era que si devolvían lo que se considera se pagó de más cuando compraron esa planta, 200 millones de dólares, nosotros estamos de acuerdo en darnos por satisfechos, como si tratara de una reparación del daño”, señaló.
“Eso fue lo que nosotros planteamos: ‘devuelvan los 200 millones de dólares y que ustedes puedan utilizar eso ante el juez para que les ayude en su proceso legal’, siempre y cuando haya la reparación del daño, si no hay reparación del daño nosotros no podemos otorgar ningún perdón, para decirlo así de manera clara, pero es un asunto judicial”.
Grupo REFORMA publicó ayer que un juez federal ordenó nuevamente la aprehensión del presidente de Altos Hornos, Alonso Ancira, por lavado de dinero, derivado del presunto soborno de 3.5 millones de dólares a Emilio Lozoya para que Pemex le comprara la planta de Agronitrogenados, caso por el que el empresario está sujeto a extradición.
Tras recordar que esta planta costó alrededor de 800 millones de dólares a pesar de que tenía 20 años en desuso, López Obrador explicó que su Administración ha invertido alrededor de 400 millones de pesos para echar a andar la planta, o de lo contrario ésta se quedaría como “chatarra”.