Érika Hernández 
Agencia Reforma

CDMX.- Pese a que inicialmente habían entregado constancias de dudosa procedencia sobre su ascendencia indígena, el INE aceptó los registros de candidatos a diputados federales que representarán a ese sector.

El lunes, en su acuerdo final de aprobación de aspirantes a la Cámara de Diputados, el órgano electoral planteaba cancelar el registro a 63 abanderados por no comprobar su origen étnico, además de tener en estatus de “pendiente” a otros 65.

Sin embargo, hoy, después de que los candidatos entregaron una nueva constancia sobre su lazo indígena, el INE disminuyó el número de cancelaciones de registros a 35 y están pendientes 21.

Por Morena, Pedro César Carrizales Becerra, conocido como “El Mijis”, y su suplente Pablo Nava, no habían acreditado su ascendencia étnica, pues presentaron una constancia emitida por el Director de Asuntos Indígenas del Municipio de San Antonio, de San Luis Potosí, pero cuando el INE comprobó su veracidad, esa autoridad negó haber firmado el documento.

Incluso, ese funcionario presentó ante la Fiscalía General de la República una denuncia por falsificación de documentos.

Sin embargo, ambos morenistas presentaron una nueva constancia para acreditar su origen indígena, documento que está siendo analizado.

Los documentos que presentó Esther Araceli Gómez Ramírez, secretaria de Diversidad Sexual del CEN, y su suplente Marina Romero, también fueron negados por la autoridad local, pero entregaron nuevos y fueron aceptados.

De los siete casos de Morena que habían sido rechazados, tres ahora están pendientes, y de los tres que estaban pendientes, todos fueron aceptados.

De los seis casos del PAN rechazados, sólo a uno le negaron el registro, un suplente de la primera circunscripción.

De las cancelaciones, 33 corresponden al PES, y dos a Fuerza por México.

En la mayoría de los casos las autoridades indígenas a las que se les acreditó la firma dijeron que jamás firmaron, otras aseguraron que fueron engañadas para dar su aval y en otros casos no se localizaron a los firmantes.

En la discusión, la consejera Claudia Zavala planteó analizar las posibles ilegalidades en las constancias y dar vista a las autoridades judiciales. Sin embargo, su propuesta fue rechazada por la mayoría, quienes argumentaron que muchas veces los funcionarios de los pueblos se desdicen de sus acciones.

“No podemos prestarnos a ningún tipo de simulación o de que, a esta autoridad, por un lado, se le pueda presentar alguna documentación falsa, o por el otro, que se le puedan hacer manifestaciones falsas respecto de lo que en un momento se emitió”, dijo.

El consejero Uuc-Kib Espadas afirmó que en las próximas elecciones se tenían que afinar los requisitos para garantizar que esas posiciones realmente sean ocupadas por indígenas, no simuladores.

“Hoy tenemos una feria de simulaciones, lo digo con claridad. Hay personas que, con gran éxito, no siendo indígenas han obtenido estas constancias, y fueron ratificadas, y en consecuencia, los ladinos, disfrazados de indios, que las presentaron serán candidatos sin ningún problema”, apuntó.

En el caso de candidaturas para personas con alguna discapacidad, se negaron 14, de Redes Sociales y de Va por México.