Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Por falta de evidencias, la Fiscalía General de la República (FGR) determinó archivar la investigación por narcotráfico y lavado de dinero contra el General Salvador Cienfuegos.
La dependencia informó en un comunicado que el mando militar nunca tuvo conversaciones por chat ni vínculos con miembros del Cártel H-2, comandado por Juan Francisco Patrón Sánchez, “El H-2”, como lo sostenía la DEA.
Aseguró que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada verificó las conversaciones de Blackberry entregadas por la DEA y concluyó que no correspondían al ex Secretario de la Defensa, detenido en Los Ángeles el 15 de octubre pasado, y trasladado a México en noviembre.
“Del análisis correspondiente, se llegó a la conclusión de que el General Salvador Cienfuegos Zepeda nunca tuvo encuentro alguno con los integrantes de la organización delictiva investigada por las autoridades norteamericanas, y tampoco sostuvo comunicación alguna con ellos, ni realizó actos tendientes a proteger o ayudar a dichos individuos”, señaló la FGR.
“Tampoco se encontró prueba alguna de que hubiera utilizado ningún equipo o medio electrónico, ni que hubiera emitido orden alguna para favorecer al grupo delictivo señalado en este caso”.
La Fiscalía también llevó a cabo un análisis de la situación patrimonial y fiscal del divisionario, en razón de que también era investigado por lavado de dinero, y la conclusión fue que tampoco hay delito alguno relacionado con sus ingresos.