Estefania Escobar Castillo
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El ex Presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero dijo que la petición del Mandatario Andrés Manuel López Obrador para que la Corona española pida perdón a México por los agravios cometidos durante la conquista debe dialogarse.

A diferencia del rechazo que ha mostrado el actual Gobierno español de Pedro Sánchez a la solicitud, así como de las críticas al Ejecutivo mexicano por parte del ex Presidente del Gobierno español José María Aznar y otros líderes más radicales, el socialista no descartó la propuesta.

«Le diría al Presidente de México y a todos los mexicanos que están así que hagamos el diálogo y la conversación, pero siempre mejor hacerlo mirándonos a los ojos, y exponiendo a cada uno las razones», respondió al ser cuestionado sobre el asunto durante una conferencia en la Ciudad de México, en donde se encuentra de visita con motivo del encuentro del Grupo de Puebla.

«Yo creo que sería bueno dialogarlo, me parece que es lo que procede».

En ese sentido, destacó la reciente remoción en Nueva York de una estatua de Thomas Jefferson, uno de los padres fundadores de Estados Unidos, la cual se debió a la contradicción que existió entre su visión de derechos humanos y su activa implicación en la trata de esclavos.

«La historia se está revisando permanentemente y yo creo que no hay ningún problema para reconocer que todos los pueblos, todas las culturas, todas las civilizaciones tienen momentos brillantes en su haber, y momentos muy tristes en sus acciones fuera de las que tuvieron ese espíritu», agregó Rodríguez Zapatero.

«Creo que, no solo España, sino cualquier país debe aproximarse a su pasado con humildad, y a su presente con voluntad de entendimiento, de reconocimiento y de respeto».

En el encuentro del Grupo de Puebla, que congregó en la capital mexicana a decenas de líderes progresistas iberoamericanos para debatir un modelo de desarrollo solidario para paliar la crisis del Covid-19, el ex Presidente socialista defendió que América Latina debería seguirle los pasos a la Unión Europea, que, afirmó, logró una unidad tan sólida como para no dejar a ningún país del grupo atrás y evitar cualquier práctica injerencista.

«La manera de culminar los procesos de independencia de los países latinoamericanos es la integración y la unión latinoamericana, porque así serían lo suficientemente fuertes como para resistir a lo que puede ser una injerencia», sostuvo.

«Podemos lograr (muchas cosas) si hay unión de naciones, la experiencia europea es así (…) Si queremos paz, si queremos luchar contra el cambio climático, si queremos gobernar las migraciones, tiene que haber una unión».

¡Participa con tu opinión!