Ante la ola de inseguridad que se vive en la parte nororiente del estado, por los problemas de delincuencia organizada con Loreto, municipio vecino de Asientos, resulta complicado que dicho lugar vuelva a ser el atractivo Pueblo Mágico en que se convirtió y que resultó atractivo en un principio, consideró el alcalde, José Manuel González Mota.

Pero no sólo es la inseguridad lo que priva en Asientos para que se incentiven los programas para la atracción de turistas y visitantes, sino también la eliminación de recursos económicos para los pueblos mágicos que se dio desde la Federación, con lo que el impulso a los municipios que tienen esa identidad ha sido menor y por ende, se ha aprovechado menos esa área de oportunidad para la economía del sector servicios y turismo.

En Asientos se tiene mucha historia que le hacen atractivo, tanto por la Ruta de la Plata, sus túneles, así como la existencia de las haciendas y panteones, que durante algunos años fueron visitados por turistas nacionales y extranjeros que llegaron a conocer ese Pueblo Mágico desde 2006 que tuvo la denominación, pero que poco a poco se ha ido reduciendo, y con la inseguridad y sin recursos para ello, la situación se torna más difícil.

González Mota comentó que el municipio que gobierna es además productor de maguey y mezcal, de hecho, es el primer lugar donde se llegó a tener ese tipo de producción de la bebida ancestral, “eso nos cuenta la historia, pero nada de esto ha sido aprovechado desde el momento en que pudo hacerse”, aunque en la actualidad se hace el esfuerzo.

En 2006 Asientos fue declarado Pueblo Mágico, pero el avance para realmente hacerlo atractivo al turismo nacional y extranjero ha sido limitado y ahora, parece todavía más difícil, considerando la escasa distancia que divide a este municipio con Loreto, además de estar merodeado por grupos delincuenciales, de ahí que el trabajo que se tiene actualmente es para mantener la paz y tranquilidad de la ciudadanía.

Esa es una de las razones por las que se puede observar a elementos del Ejército, Guardia Nacional, ministeriales y estatales, cuidando esa frontera, lo que de alguna manera garantiza cierta tranquilidad.

¡Participa con tu opinión!