Por Rubén Torres Cruz

Un menor de 6 años de edad resultó con quemaduras en diversas partes de su cuerpo que lo mantienen internado en el Hospital Tercer Milenio, esto tras haber quedado atrapado entre las llamas, producto de un incendio domiciliario. Se logró conocer que el lesionado y su hermano de 4 años -quien resultó ileso- se encontraban jugando con cerillos, lo que al final de cuentas provocó el siniestro. Los hechos, se registraron en el fraccionamiento Fovissste Ojocaliente.
Fueron elementos viales quienes evitaron una tragedia mayor, luego de que al estar realizando sus labores de vigilancia detectaron una gran cortina de humo que provenía de los edificios ubicados sobre la avenida Ojocaliente, en su cruce con la calle Los Conos, procediendo al lugar de la emergencia.
Al llegar, los uniformados fueron informados por vecinos que en el interior del departamento en llamas se encontraba una mujer y sus dos pequeños hijos, por lo que procedieron a ingresar al departamento del edificio E2, donde lograron rescatar a una mujer, que responde al nombre de Esperanza, de 24 años, así como a los infantes, uno de ellos presentaba lesiones provocadas por las quemaduras, mientras que el menor de 4 años sólo presentaba una crisis nerviosa.
Para evitar mayores consecuencias, los agentes viales decidieron que el edificio fuera evacuado por completo, al tiempo que solicitaban el arribo de paramédicos y de bomberos municipales, quienes se hicieron presentes minutos después.
Tras la valoración médica que hicieron los paramédicos tanto de los menores como de la madre, se determinó que el hijo mayor necesitaba ser trasladado al hospital a recibir atención médica, pues presentaba quemaduras en el 18 por ciento de su cuerpo.
Finalmente los bomberos municipales procedieron a sofocar el siniestro, asimismo personal de Protección Civil evaluaría la estructura del departamento para determinar si es habitable o no.