CDMX.- La actriz mexicana Salma Hayek reveló que dio positivo al coronavirus en principio de la pandemia y añadió que se vio tan grave que creyó que no sobreviviría.
“Mi médico me suplicó que fuera al hospital porque estaba muy mal. Yo le dije: ‘No, gracias. Preferiría morir en mi casa'”, expresó.
Aseguró que mantuvo en secreto su contagio para no preocupar a sus seguidores, y que sólo personas cercanas a ella sabían de su condición.
Según sus revelaciones, estuvo siete semanas aislada en una habitación de su hogar, que comparte con su pareja, el millonario empresario François Henri-Pinault, y su hija Valentina.
Aunque la celebridad mantuvo en reserva su situación, en noviembre compartió en Instagram un montaje de las muchas veces en que se había realizado la prueba de COVID-19, en las que se le veía estremecerse cada vez que le metían un hisopo a la nariz.
Tras su recuperación, Hayek volvió al trabajo y a sus compromisos públicos, aunque indicó que todavía no ha recuperado la energía que alguna vez tuvo. Pero se dijo feliz por haber podido volver con rapidez a las filmaciones del largometraje House of Gucci. (Staff/Agencia Reforma)