En un clima de respeto y civilidad, la gobernadora Tere Jiménez encabezó el desfile cívico-obrero con motivo del Día Internacional del Trabajo, en el que participaron más de 27,700 trabajadores de 12 diferentes organizaciones sindicales.
Durante el recorrido, los trabajadores expusieron preocupaciones relacionadas con las Afore, salud, impuestos federales, salarios justos, aguinaldos, jornadas laborales dignas, vacaciones, tiempo extra, y rechazo a los contratos de protección, entre otros temas.
Tras tres horas de desfile, la mandataria estatal elogió el esfuerzo, la dedicación y la productividad de los trabajadores de Aguascalientes, reconociéndolos como fundamentales para el desarrollo y bienestar del estado. Además, reiteró su compromiso con la defensa de sus derechos y su dignidad.
Aseguró que continuará trabajando para mejorar la calidad de vida de este sector, crucial para mantener a Aguascalientes como uno de los estados más productivos del país. Se mostró receptiva y comprometida, interactuando directamente con representantes sindicales y centrales obreras, escuchando sus principales solicitudes para mantener al estado en condiciones laborales óptimas.
También respondió a consignas surgidas durante el evento, particularmente aquellas relacionadas con el sector salud y la gestión de los fondos de pensiones. «Nos comprometemos a atender estas peticiones, que son recursos esenciales para nosotros», afirmó, prometiendo que su administración luchará por el respeto y la aplicación de la ley en beneficio de los trabajadores.
Participaron en el desfile organizaciones sindicales y centrales obreras como FEDESA, SUTHMH, SUTEMA, STICA, FEDESSP, SNTE, COEM, FTA/CTM, FSTSE, SNTSA, CATEM, UNT, STERM, SUTIAEA y CROM, además de agrupaciones campesinas como UCD, UNTA y CCI, presentes por primera vez.
Un operativo de seguridad fue desplegado durante el desfile, con la participación de cuerpos de seguridad pública, personal de protección civil y equipos de emergencia, para garantizar la seguridad de todos los participantes.