La pensión alimenticia para adultos mayores es un derecho y los hijos están obligados a proporcionarla, señaló la directora de Asistencia Jurídica Familiar del DIF Estatal, Luz María Sánchez del Valle, y detallo que a falta de hijos o por imposibilidad de éstos, el deber recae en los descendientes más próximos en grado. Explicó que esa asistencia es una obligación irrenunciable y recíproca, es decir, quien da, tiene a la vez derecho de pedir como los padres que brindan cuidado y manutención a los hijos y nietos, y en edad avanzada pueden demandarla. Sin embargo, son pocos los procedimientos que se inician para ello y tiene que ver con el desconocimiento del tema, pero es importante que los adultos mayores sepan que la pensión comprende comida, vestido, atención médica y hospitalaria, así como habitación.