Un total de 60 escuelas en el estado no regresaron a la actividad en el arranque del ciclo escolar por falta de agua principalmente, por no tener condiciones materiales y demás afectaciones, reconoció el director del Instituto de Educación de Aguascalientes, Ulises Reyes Esparza, quien detalló que trabajan para que se vayan reintegrando de manera paulatina.

El funcionario estatal detalló que estas 60 escuelas están distribuidas en todo el estado y se ubican principalmente en la periferia de los municipios y de la ciudad. Destacó que no pudieron regresar a la actividad debido a que no tuvieron las condiciones materiales, principalmente el agua, además de que otras se vieron afectadas por las pasadas lluvias ya que tuvieron caída de árboles y de las velarias.

Por lo anterior, dijo que van a intervenir a estas escuelas faltantes cada semana con el apoyo de varias instancias como el Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado de Aguascalientes, el IEA y la Secretaría de Obras Públicas del Estado, para que tengan las condiciones y puedan arrancar paulatinamente. “En muchas de ellas son temas del agua y estamos trabajando con los Municipios y con el Inagua para que tengan el líquido y empiecen a trabajar, de manera alternativa les llevamos pipas y se compraron cisternas y tinacos y la idea es estarlos instalando”.

Aclaró que en el caso de la Escuela Primaria de Valle de Los Cactus, la cual fue vandalizada, los maestros de manera voluntaria decidieron regresar a las actividades a pesar de la situación de dicha institución, por lo que el IEA invertirá cerca de 2 millones de pesos en su reparación.

A pesar de lo anterior, Reyes Esparza calificó como exitoso el inicio de ciclo escolar en el estado, enfatizando que no habrá sanción para aquellos alumnos que no acudan de manera presencial a las aulas y en caso contrario pueden reportarlo al supervisor de la zona o a Educatel al 910 56 00. “No deben de reprobarles, o quitarles calificación por decidir trabajar a distancia. No debe haber alguna afectación o sanción por no acudir de manera presencial a las aulas”.

Finalmente, hizo un atento llamado a los padres de familia y a la sociedad en general a cerrar filas por la educación y a trabajar en equipo, buscando el cómo sí, ante la inquietud, incertidumbre y miedo que hay por el regreso a clases. “Los protocolos se están cuidando, los maestros se capacitaron, los niños están mejor y más seguros en la escuela que en otros espacios; que nos manden a sus hijos a las aulas, esa es la invitación”.