Ángel Charles
Agencia Reforma

En medio del alza de contagios y muertes por Covid-19, y del relajamiento de las medidas sanitarias por parte de los ciudadanos, el Gobierno de Nuevo León publicó el decreto que sanciona hasta con tres años de prisión el no respetar el aislamiento y poner en riesgo a otras personas.
En el decreto se establece la adición del capítulo “Peligro de Contagio” en el Código Penal del Estado para tipificar esta conducta como delito.
“Si quien con conocimiento de que padece alguna enfermedad grave y transmisible, dolosamente ponga la salud de otro en peligro de contagio, se aplicarán de tres meses a tres años de prisión y una multa de 100 a 400 cuotas”, señala el Artículo 337 bis.
“Si se trata de una enfermedad incurable o que cause daño grave permanente, la sanción se incrementará en un tanto más”.
En la reforma, que entra hoy en vigor, se estipula que este delito se perseguirá por querella de la víctima.
La multa económica va de los 8 mil 688 pesos a los 34 mil 750.
Para tipificar este nuevo delito la víctima deberá presentar una denuncia ante la Fiscalía General del Estado.
Posteriormente el caso deberá ser presentado ante un Juez para que abra un juicio y determine la responsabilidad de la persona imputada, proceso que podría demorar meses.
La entrada en vigor de esta reforma fue anunciada ayer por el Secretario de Salud estatal, Manuel de la O, durante la actualización diaria de coronavirus.
“Es para sancionar a quienes no tomen las medidas para no contagiar a sus compañeros de trabajo o a otras personas”, dijo.
Sin embargo, el funcionario ha reconocido públicamente que la mayoría de los contagiados no sabe dónde contrajo el virus.
Esta reforma, que fue avalada por el Congreso el 28 de mayo, también incluye sancionar las agresiones contra personal médico durante emergencias o contingencias sanitarias con penas que van de los seis meses hasta los seis años de prisión.
En el reporte, Salud informó de 603 nuevos contagios -tercer día consecutivo por encima de los 600-, con lo que la cifra suma 10 mil 389.
Además se presentaron 14 defunciones que alcanzan los 362 decesos y la cantidad de hospitalizados es de 751 pacientes, que representa el 41 por ciento de ocupación hospitalaria.