Resultaron ser integrantes del Cártel de Sinaloa las seis personas capturadas por policías preventivos de Aguascalientes el pasado sábado por la noche, luego de que protagonizaron una balacera en calles de la colonia Del Carmen.
La SSPM confirmó que los tres hombres y tres mujeres arrestadas durante el operativo policiaco, habían sido reportados tras realizar detonaciones con un arma de fuego en la calle La Luz y esquina con la calle San Alberto.
Los policías preventivos del Destacamento “Centro” los detectaron cuando circulaban por la calle San Alberto, a bordo de una camioneta Chevrolet Suburban, modelo 2018, color blanco y sin placas de circulación, con la letra “S” pintada en las puertas; así como en una camioneta Jeep Cherokee, modelo 2010, color verde y con placas de circulación del Estado de México.
Fue en la calle Libertad y esquina con la calle Aquiles Serdán, en la colonia San Pablo, donde varias patrullas les pusieron un cerco y de esta forma se logró interceptar las dos camionetas. Aunque el conductor y el copiloto de la camioneta Jeep Cherokee intentaron escapar corriendo, metros más adelante fueron interceptados y detenidos.
Los sospechosos fueron identificados como David Eduardo, de 35 años e Israel Alejandro, de 35 años, originarios de Aguascalientes; además de Jesús Yosemar, de 34 años, originario de Guerrero.
Asimismo, tres mujeres identificadas como Deborah, de 35 años y Andreina, de 28 años, ambas originarias de Perú; así como Liliana, de 23 años, originaria de Venezuela.
Todos ellos manifestaron pertenecer al Cártel de Sinaloa, situación que ya se está investigando.
Cabe destacar que con apoyo del Grupo Canino K-9, en el interior de las camionetas se localizaron una pistola calibre 40 mm., con dos cargadores abastecidos; una pistola calibre 380, con el cargador abastecido; una caja con 29 cartuchos útiles calibre 40 y otra caja con 40 cartuchos útiles calibre 380; así como un bolso conteniendo 350 mil pesos en efectivo.
Las seis personas detenidas fueron trasladadas bajo un fuerte dispositivo de seguridad, al edificio de la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación y sujetos a investigación por parte de agentes federales de la Agencia de Investigación Criminal.