Ante la desaparición del Seguro Popular para dar paso al Instituto de Salud para el Bienestar (Isabi), es conveniente se analice de mejor manera la posibilidad de entregar los servicios de salud a la Federación, pues si ahora se tienen deficiencias, qué pasaría si desde el nivel central se atrasan o recortan más los recursos económicos e insumos.

Esto lo cuestionó la diputada Margarita Gallegos Soto, presidenta de la Comisión de Salud en el Congreso del Estado, quien se refirió a la versión del gobernador Martín Orozco, que comentó la posibilidad de entregar los servicios de salud locales a la Federación, aunque sólo ha sido un pensar.

La legisladora local refirió que es un tema que no ha sido comentado con el mandatario estatal, sin embargo, “mi opinión es que la administración estatal se quede con este servicio, pues si con los recortes federales se ha afectado mucho al sector, qué pasaría si desde el nivel central se controla todo completamente”.

Comentó que desde su punto de vista es conveniente que los servicios de salud los tenga el Gobierno Estatal, pues “si te fijas hay diferentes quejas de falta de medicamento, de atención a pacientes, y si todo se lleva al nivel central ¿a quién se le reclama?, ¿a quién se le va a decir que tal o cual medicamento no está abastecido?”, insistió.

Con la creación del Instituto de Salud y Bienestar, dijo, se pretende mejorar la atención que en algún momento brindó el Seguro Popular, “de ser así, sería magnífico, aunque yo tengo mis dudas y ojalá que no vaya a politizarse y que todo lo que venga sea en beneficio de todos los mexicanos que no gozan de prestaciones sociales y es que en esto, todavía no se tienen reglas claras”.

¡Participa con tu opinión!