Daniela Perales Bosque

Los hechos del pasado 24 de mayo en Uvalde, Texas, el tiroteo que dejó a 21 personas muertas y 17 heridas, pueden definirse como un hecho atroz contra la seguridad e integridad de todos aquellos que se encontraban en una escuela. Los índices de tiroteos en Estados Unidos son comunes y lo son de personas jóvenes, menores de edad que con facilidad consiguen armas.

La posesión de armas ha sido un tema polémico para este país, por tantos hechos de este tipo que suceden comúnmente, sin embargo, es hasta este hecho donde noto en particular mucha molestia y comentarios fuertes acerca de la posesión de armas. El mismo Presidente Biden y la vicepresidenta Harris hicieron comunicados sobre la urgencia de tratar este tema, de regular la posesión y de evitar este tipo de tragedias, lo cual me lleva a pensar que es posible que pueda existir algún tipo de medida contra la segunda enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

No es la primera vez que ocurren tiroteos en escuelas, lo cual revela aún más la urgencia de tratar este tema, pues estamos hablando de niños que acuden al centro de aprendizaje y que este pueda ser víctima de un hecho resulta tan lamentable. Sin embargo, si hablamos de culpables, no podemos culpar únicamente al sujeto activo en esta matanza. El acceso a las armas y el control del gobierno y de los congresistas han provocado que pueda suceder un hecho de este tipo. Para analizar un poco el uso permitido de las armas, retomemos el contexto de por el cual existe la posesión de éstas. La Constitución de los Estados Unidos en su segunda enmienda otorga a los ciudadanos el derecho de portar armas. Esto viene muy ligado a aquella ley británica llamada “Castle doctrine”, en donde las personas estaban facultadas para defender a toda costa su propiedad al sentirse inseguros, en peligro, siendo este lugar aquel que merece toda la protección. Esta doctrina fue llevada a Estados Unidos en donde conocemos el uso común de armas para proteger la propiedad de los ciudadanos con leyes propias para defenderse, como es “Stand your ground law”, en el que existen estados que permiten hacer uso de la fuerza para actuar en defensa ante un daño inminente.

Este tipo de leyes de defensa propia han permitido que los ciudadanos se tomen la libertad de defenderse y/o a su propiedad. Por ello creo que esta ideología ha apoyado durante el paso de los años la segunda enmienda, representando para los americanos prácticamente un derecho a la posesión de armas para creer en la propia seguridad.

Habrá que ver la respuesta de sus autoridades y del congreso ante lo sucedido.

¡Participa con tu opinión!