El gobierno de Aguascalientes publicó el pasado sábado por la tarde las nuevas implementaciones que se realizarán en diversos sectores de la población con la intención de controlar los casos positivos por COVID-19 y por la variante Ómicron que han aumentado en las últimas horas. En dicho decreto, el deporte se mantiene sin prohibiciones, pero un punto que preocupa directamente al sector deportivo es la cancelación de clases presenciales lo que vuelve a poner en tela de juicio sobre todo a los equipos que representan a alguna institución universitaria o de prepa.
Después de más de un año de ausencia, el 2021 permitió que las competencias universitarias volvieran en el último semestre del año con la realización de la Liga Estatal Universitaria y un par de torneos nacionales. Equipos de baloncesto y futbol sobre todo pudieron volver a competir y a entrenar luego de mucho tiempo sin hacerlo y se tenía la gran confianza de que el 2022 fuera un año con más oportunidades para el sector universitario en el deporte. Objetivo que se ve en peligro con la suspensión de clases presenciales.
Todavía no es un hecho, pero al mantener las clases virtuales, muchas universidades podrían también cancelar los entrenamientos presenciales de sus diferentes selectivos deportivos lo que obviamente causaría la cancelación de las competencias locales y dejaría sin poder competir a nivel nacional por falta de preparación. Por el momento, todo parece indicar que habrá una nueva suspensión de entrenamientos tarde o temprano que pondrá un freno temporal a lo que quería ser un nuevo impulso del deporte universitario que ha sido uno de los más afectados desde el inicio de la pandemia.

¡Participa con tu opinión!