Mayolo López 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La reforma eléctrica propició un choque en redes entre la Secretaria de Energía, Rocío Nahle, y Felipe Calderón.

Mientras que el ex Presidente advirtió que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) resentirá pérdidas, la funcionaria le reprochó por haberle puesto una camisa de fuerza a la empresa del Estado para obligarla a comprar a los productores privados.

“Para @CFEmx es buen negocio comprar electricidad barata a productores independientes de energía y venderla cara a los consumidores. Con la reforma propuesta entrará en pérdidas en este negocio rentable, dado que sus centrales, por obsolescencia y costos laborales, son muy caras”, cuestionó Calderón.

De acuerdo con el político, a los costos de operación elevados hay que agregarles los que provoca la emisión de contaminantes de sus plantas de combustibles fósiles, sobre todo las de carbón.

“El daño a la salud por contaminación del aire puede representar varios puntos del PIB en ciudades como México”, apuntó.

La respuesta de Nahle no se hizo esperar: “Esa fue la política que usted impulsó y lo único que ocasionó fue endeudar a la empresa y colocar una camisa de fuerza para obligar a que la @CFEmx le compre y subsidie a privados, incluso, a esa empresa donde usted estaba de Consejero. Recuerde ¡La patria es primero”.

“No señora, la energía de prod independientes es más barata que la de la de plantas propias. Su propuesta es la que aumentará la deuda, porque sube costos de producción y elimina márgenes. Si los gastos son mayores a ingresos, se aumenta la deuda, en @CFEmx y en cualquier empresa”, arremetió el ex Secretario de Energía.

El ex Presidente aseguró que jamás había trabajado “para empresa con operaciones en México”.

“Fui escrupulosamente respetuoso de la ley y de parámetros éticos reconocidos globalmente en materia de conflictos de interés. ¿No es Usted la que ha sido cuestionada por los contratos de Pemex a su compadre?”, lanzó.

“Ojalá esto genere un diálogo productivo que evite un error mayúsculo. Si estoy equivocado rectificaré, y espero que usted haga lo propio. Saludos”.

Calderón insistió en que la iniciativa del Gobierno elimina la energía renovable, generada por inversión que no toma presupuesto del Gobierno, y regresa a México a la producción más contaminante del mundo.

“Es decir, su propuesta contamina y es costosa, y regresa a México a la edad del carbón, literalmente”, añadió.