Edgar Hernández
Agencia Reforma

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas.- La Policía Estatal de Chiapas desalojó ayer con gases y golpes a estudiantes y familias de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa que bloqueaban un libramiento en esta ciudad.
Los jóvenes que participaban en la protesta lanzaron cohetones a los policías y estos a su vez detuvieron a tres de los estudiantes.
El subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, Alejandro Encinas, condenó los hechos y exigió atender a los heridos, entre ellos una menor, hermana de uno de los 43 desaparecidos, y un estudiante de Ayotzinapa que anoche fue diagnosticado con fractura de cráneo.
En respuesta, normalistas de Guerrero bloquearon ayer por la tarde la Autopista del Sol a la altura de Chilpancingo, y retuvieron tres camiones.