La Secretaría de Seguridad Pública del Estado y la Fiscalía Estatal, iniciaron una “cacería” para dar con los autores del ataque armado que se registró el martes por la madrugada en contra de unos policías preventivos del municipio de Cosío, uno de los cuales murió al recibir impactos de bala en la cabeza y en el tórax, mientras que otro más resultó lesionado con balazos en las piernas.
Durante el martes por la tarde, más de 20 agentes de la FGE de Aguascalientes del Grupo Homicidios, Grupos Exteriores y Grupo de Mandamientos Judiciales, además de policías estatales del Grupo de Operaciones Especiales, incursionaron a los municipios de Ciudad Cuauhtémoc y Luis Moya, Zacatecas, en busca de los agresores.
Para ello, se contó con el apoyo de policías estatales preventivos de Zacatecas y agentes de la FGE de Zacatecas, así como de elementos de la Guardia Nacional, quienes durante toda la tarde y noche del martes, estuvieron “peinando” varias colonias de los municipios de Ciudad Cuauhtémoc y Luis Moya, donde se presume escaparon los sicarios. Hasta el cierre de la presente edición no se reportaban personas detenidas.