Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Los cambios e incertidumbre regulatoria que se vive en el sector eléctrico, no sólo han afectado la consolidación de nuevos proyectos e inversiones, también han impactado algunos que ya operan.
Leopoldo Rodríguez Olivé, presidente de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (Amdee), destacó que en el sector eólico se han perdido al menos 2 mil empleos.
La preocupación actual, dijo, más allá de construir nuevas centrales, es mantener y defender lo ya instalado.
«Con la incertidumbre que hay no hay forma de hacer nuevos proyectos, eso es claro, hoy no se puede; con la situación actual es muy preocupante y muy triste no hacer proyectos nuevos porque de hecho ya se están perdiendo empleos en construcción y algunas plantas de manufactura se están deteniendo.
«Pero la situación actual también pone en riesgo centrales existentes, hoy podemos decir que están en riesgo, todavía no ha pasado a mayores, pero algunos sí se están afectando porque algunos aún no han podido entrar (en operación) y esa es la realidad», apuntó Rodríguez en entrevista.
Informó que se tienen ocho proyectos terminados, pero ninguno ha obtenido la autorización para operar comercial; también dijo que hay otro en construcción y también espera ser autorizado.
Para el presidente de la Amdee, hasta la fecha no se ha iniciado la construcción de un nuevo proyecto de generación en esta Administración porque las autoridades confían en que existe una sobrecapacidad de generación, pero consideró que se deben analizar las particularidades.
Destacó que otra particularidad es que en este Gobierno no se ha invertido en transmisión y distribución.

¡Participa con tu opinión!