Oscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las costas de Quintana Roo enfrentan el impacto del huracán “Grace”, que ayer evolucionó a categoría 1 mientras se desplazaba a 30 kilómetros por hora rumbo a Tulum.
De acuerdo con el pronóstico del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, luego de impactar en Quintana Roo, “Grace” podría salir nuevamente al mar y volver a ingresar a tierra por la región centro-norte de Veracruz, hasta llegar a entidades del centro del País.
Ciudad de México, Estado de México, Aguascalientes, Querétaro, Hidalgo y Puebla registran desde ayer lluvias asociadas al fenómeno.
Anoche, el Gobierno de Quintana Roo decretó alerta roja para los municipios de la zona norte ante el desplazamiento del huracán que se prevé ocasione lluvias intensas con rachas de vientos de 120 a 150 kilómetros por hora y oleaje superior a los 4 metros de altura.
El Gobernador Carlos Joaquín informó que cerraron los puertos a la navegación y suspendieron los cruces a Isla Mujeres y Cozumel.
El huracán impactará en Quintana Roo en plena temporada vacacional con una ocupación hotelera del 60 por ciento, según la Secretaría estatal de Turismo.
Ayer fueron evacuados habitantes y unos 5 mil 700 turistas de la zona hotelera de Tulum, así como de Punta Allen, Banco Chinchorro, Isla María Elena y Punta Herrero.