CDMX.- El bolsillo de los mexicanos recibirá un duro golpe el próximo año.
Esto se deberá al impacto significativo que tendrá la inflación por los fuertes incrementos de precio en gasolinas y diesel, que en el peor de los casos será de hasta 24.3%, si se compara con lo que se paga actualmente, comentaron analistas.
Según sus previsiones, la inflación podría tocar su nivel más alto, de 5%, en el verano, época en la que se espera que el precio de los combustibles sea mayor.
«Para ese nuevo nivel de precios prevemos un impacto en la inflación de entre 0.70 y 0.80%.
«En enero veremos una inflación alrededor de 4.15 por ciento y al cierre de año de entre 4.4 y 4.5 por ciento, pero en el verano estaremos en 4.8 o hasta 5%», previó Raúl Feliz, académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).
Explicó que en el verano los precios de los combustibles suelen subir en EU, país del que México importa la mayoría de sus gasolinas, además de que los precios internacionales muestran alzas significativas.
Alejandro Cervantes, director de estudios económicos de Banorte, coincidió en que el aumento de las gasolinas tendrá un impacto en la inflación de al menos 0.70 por ciento en la primera quincena de enero.
Los cambios a los precios, añadió, ya provocó que este banco modifique de 4.3 a 4.7% su expectativa de inflación para el cierre de 2017.
«El impacto es una economía más cara, la inflación acumulada de diciembre de 2015 a diciembre de 2017 será superior a 7 por ciento, lo cual debería preocupar a las autoridades», dijo.
Cervantes estimó que con el incremento a las gasolinas el Banco de México (Banxico) aumente en 50 puntos base la tasa de interés en su primera reunión de 2017, a celebrarse en febrero, para mantener ancladas las expectativas de inflación.
Finamex calcula que la inflación llegue a 4.4 por ciento en enero, por arriba de la meta del Banco central, que es de 3%, más-menos un punto porcentual.
Añadió que el reto para la política monetaria del Banxico es mayúsculo.
Raymundo Tenorio, director de las carreras de Economía del Tec de Monterrey, Campus Santa Fe, calculó que el efecto en la inflación podría ser de hasta 1.2 puntos porcentuales.
Para Luis Foncerrada, director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, el impacto se notará en la primera quincena de enero, de tal forma que la inflación podría estar en 4.5%.
«Sí sería un incremento el índice de precios en enero pero no tendría por qué causar un proceso inflacionario», consideró.
Daniel Vázquez, presidente de la Comisión de Energía de Coparmex, sugirió hacer una revisión de la fórmula que determina el precio de los combustibles.

¡Participa con tu opinión!