La violencia doméstica a causa de la pandemia sigue en aumento en varios hogares de Aguascalientes, por lo que 42 familias han sido atendidas en la primera mitad de este año en el refugio de la Fundación Mujer Contemporánea, cifra casi similar a la de todo el año 2020. La directora de dicha organización, Roxana D’Escobar López Arellano, explicó que ahora resalta la ayuda a hombres adolescentes y mujeres de la tercera edad.

La activista comentó que no descartan que pudieran romper el récord de más de 70 familias resguardadas en el refugio de Mujer Contemporánea y compartió el caso de dos varones adolescentes cuya integridad estaba en riesgo al ser violentados, en ambos casos, por sus padrastros. “Por todo el complejo entorno psicosocial que tienen, un varón encerrado en un refugio con mujeres no es lo más conveniente. Sin embargo, ahorita no ha habido alternativas y se les ha tenido que recibir y atender”.

Mientras que, en el caso de las personas de la tercera edad, han atendido a mujeres entre 50 y 60 años, quienes, de plano, fueron echadas de sus casas porque “ya no caben” y la situación no da para que las abuelas vivan ahí. “Es una situación bien triste que, ni por la economía y que no importe nada, simplemente van para afuera de sus hogares”.

Roxana D’Escobar atribuyó este aumento en la demanda de protección a la pandemia, la cual ha generado todo un desbalance físico, emocional y económico ante la falta de empleos, de movilidad, de solvencia económica, el tener a los niños en casa y donde a muchas mujeres se les incrementó el trabajo en el hogar.

“Está complicada la situación (…) nosotros tenemos las estrategias, las herramientas y los conocimientos para salir adelante de esto y de todas las que se nos presenten…” Roxana D’Escobar, Fundación Mujer Contemporánea