El presidente del Centro Comercial Agropecuario, Gerardo Palomino Macías, aseveró que con excepción de la venta de legumbres, en el resto de las actividades y artículos que no son de primera necesidad operan a un 60% de su capacidad instalada.
Mencionó que los rubros de los abarrotes, las frutas, los cárnicos y cereales se han bajado las ventas de manera significativa, aproximadamente un 20% menos con respecto al comportamiento registrado en el ejercicio 2019.
En entrevista con El Heraldo, Palomino precisó que las verduras o legumbres son los alimentos de primera necesidad en el estado de Aguascalientes, junto con otros giros que han logrando comercializarse como el huevo y el frijol.
En cuanto a los precios, Gerardo Palomino Macías mencionó que los precios se mantienen estables en materia de legumbres, aunque con tendencia al alza por conceptos de temporada, pero en el caso de las frutas se pueden encontrar muchas variedades en un 30% más baratas.
Este comportamiento de ventas se espera mejore sustancialmente una vez que concluya la pandemia por el COVID-19 junto con la estrategia de orden que ya arrancó al interior del Centro Comercial Agropecuario, porque es urgente que los clientes cuenten con mayores opciones para acceder a realizar sus compras y no batallar para estacionar sus vehículos en los establecimientos que desean visitar.

COMPRADORES DE OTROS LARES. Finalmente, el presidente de la Administradora del CCA indicó que el 70% de los clientes del Agropecuario son foráneos relacionados con Zacatecas, Durango y Chihuahua, principalmente, y sólo el 30% corresponde al estado de Aguascalientes.

De los 1,400 negocios que operan en el CAA, entre bodegas y piedras en los tianguis, el 70% se relaciona con la venta de legumbres y el 30% restante se dedica al abarrote y a los cárnicos.