Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero.-El olvido de las autoridades en la Sierra de Guerrero y las acciones del Ejército para erradicar los sembradíos de amapola mediante fumigaciones aéreas en la zona están ahorcando a los campesinos que se dedican a esta y otras actividades del campo.
Las fumigaciones dirigidas a la siembra de estos cultivos ilícitos, han afectado también a árboles y sembradíos de maíz, frijol y calabaza, única actividad de sustento para los pobladores de esta zona de la entidad.
Ante ello, campesinos de comunidades de la Sierra de Chilpancingo exigen al Gobierno federal que deje de destruir sus plantíos, o que les envíen proyectos productivos y que los enlisten en los programas sociales de Andrés Manuel López Obrador.
Un grupo de habitantes de comunidades de este municipio protestaron ayer en la capital del Estado y pidieron la intervención de la Gobernadora Evelyn Salgado Pineda.
Se trata de unas 50 personas de San Vicente, El Fresno, Huacalapa, Coapango, Omiltemi, Chautipa y Amojileca, quienes se manifestaron en la carretara Chilpancingo-Amojileca, a la altura de la colonia del PRD, al poniente de la capital.
«La inconformidad que hay allá en la Sierra es que el Gobierno nos sigue destruyendo los plantíos de amapola y nosotros la sembramos por necesidad», afirmó Daniel Nava Cabrera, habitante la comunidad de San Vicente.
Acusó que el material químico que utiliza el Ejército también afecta a otras cosechas que siembran para subsistir.
«También hemos perdido muchas hectáreas de maíz, frijol y calabaza a causa de las fumigaciones dirigidas a la amapola», señaló Nava.
Dijo que incluso en la comunidad de Coapango, se instaló una base militar que tiene como objetivo destruir los plantíos de amapola.
«Nuestra petición es que no sigan destruyendo nuestros plantíos, y de hecho en estos momentos andan allá los helicópteros fumigando», agregó.
Los campesinos dijeron que la misma petición de intervención la hicieron hace un mes al entonces Gobernador Héctor Astudillo Flores, pero que nunca les hizo caso.
Lo anterior luego de que desde entonces el Ejército ha destruido aproximadamente 50 hectáreas de sembradíos de amapola en esa zona de la Sierra, que se ubica a tres horas de Chilpancingo.
Nava Cabrera señaló que desde el 2020, el Ejército Mexicano intensificó la fumigación de sus plantíos, pero que en este año han aumentado.
«En este año ya casi no pudimos sembrar, y pues todos tenemos familias que mantener, porque allá en la Sierra no hay otras alternativas», refirió el campesino.
Los labriegos que se dedican a la siembra de estos cultivos estuvieron acompañados en su protesta por comisarios ejidales y el dirigente de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), Nicolás Chávez.
«A los otros gobiernos le hicimos esa petición de que interviniera para que no sigan destruyendo nuestros plantíos de amapola y hoy se lo hacemos a la Gobernadora Evelyn Salgado», dijo el dirigente.
Mencionaron que si el Gobierno quiere que ya no sigan sembrando estos cultivos para sobrevivir, entonces que les envíen proyectos productivos y que los enlisten en programas sociales.
«Allá en la Sierra no han llegado esos programas en su totalidad», expresó un campesino.
Desde 2019, tras la llegada a la Presidencia de Andrés Manuel López Obrador, al menos cuatro protestas han realizado campesinos amapoleros para exigir se frene la fumigación de sus cultivos de estupefacientes en diferentes puntos de Guerrero.
Estas manifestaciones han derivado en retención de militares y hasta enfrentamientos.

Erradicación
Plantíos de amapola que han sido erradicados en el actual sexenio.

24,198 hectáreas se erradicaron en los primeros dos años de AMLO.
19% disminuyó en el primer semestre de 2021 la erradicación.
50 hectáreas de sembradíos se han destruido en Guerrero en el último mes.

MAPA
Plantíos
Para habitantes de comunidades de la Sierra de Guerrero la única opción para subsistir es la siembra de amapola.

14 municipios conforman la región.
1,287 comunidades.
La agricultura es su principal actividad económica.