Por FRANCISCO VARGAS M.

Agradable tienta navideña fue la que se llevó a cabo en la ganadería jalisciense de Puerto del Cielo, que se ubica en el rancho Chinampas, perteneciente al municipio de Ojuelos, dehesa propiedad de Daniel Cortina Reynoso, quien abrió las puertas de su casa ganadera a los diestros ibéricos Pedro Gutiérrez ‘El Capea’ y José Garrido para que tomarán parte en esta interesante labor de campo.
Pedro Gutiérrez ‘El Capea’ mostró su solvente técnica, conocimientos y oficio como torero y ganadero, ya que se le permitió tener un diálogo con otros criadores de reses bravas presentes para ver las virtudes o defectos de las vacas y becerros examinados.
La primera vaca para Pedro tuvo calidad y clase, lo que le permitió al salmantino sacar el buen fondo y disfrutar del toreo. Su segunda vaca tuvo fijeza y calidad, pero acusó falta de fuerza, aunque, a base de paciencia, la rompió.
El diestro salmantino pasará las fiestas de navidad y año nuevo en Aguascalientes con la familia Armillita y visitará varias ganaderías para realizar labores de campo bravo de cara a su temporada 2022.
Por su parte, el extremeño José Garrido dejó ver el gran momento por el que pasa. Con su primera vaca, se lució tanto de capa como muleta, aprovechando en todo momento la calidad de las dos vacas que tentó, logrando muletazos con gran profundidad, largueza y temple con el sello artístico que posee.
José Garrido, quien se encuentra en temporada americana, hará el paseíllo el próximo 5 de enero del 2022 en Manizales, Colombia, y días después actuará en Perú.
En esta amena tarde campera, estuvieron también los ganaderos Francisco Guerra, Gustavo Granados, Víctor Santos, los novilleros Rafael Reynoso y Rafael Díaz de León, así como familiares, invitados y amigos del anfitrión. (pacovargas_@hotmail.com <mailto:pacovargas_@hotmail.com>)

Feliz Nochebuena y Navidad
Hoy es Nochebuena y mañana Navidad; por el presente conducto, este importante medio de comunicación, así como su amigo y servidor, queremos desearle a usted, como a toda su apreciable familia, que pasen un día lleno de paz y rencuentro espiritual y que el mejor regalo que reciban sea bendiciones y, sobre todo, salud. Un abrazo con afecto a todos ustedes.

¡Participa con tu opinión!