Alejandro Gael Montiel Hernandez 
Agencia Reforma

Estados Unidos 11-Feb-2020.- Richard Bucci, un sacerdote de la Iglesia del Sagrado Corazón en West Warwick, Rhode Island, causó polémica al asegurar durante una entrevista para la cadena local de NBC 10 que la pedofilia no mataba a nadie, a diferencia del aborto.

“No estamos hablando de ningún otro problema moral, donde algunos pueden hacer una comparación entre pedofilia y aborto”, dijo al defender su decisión de negarle la comunión a legisladores que votaron a favor de un proyecto de ley sobre derechos de aborto.

“La pedofilia no mata a nadie, y esto sí”, dijo Bucci, de 72 años, en referencia a una ley aprobada en junio que consagra la legalización del aborto en la ley estatal.

Los comentarios enfurecieron a varios legisladores estatales, incluida la representante Carol McEntee, D, quien estaba entre los nombrados en la carta de Bucci. A McEntee, que creció como feligrés del Sagrado Corazón, ya no se le permite participar en bodas o funerales en la iglesia.

La legisladora dijo que Bucci incluso la obligó a salir del funeral de su prima el año pasado, gritándole que se fuera. Bucci ha disputado esa versión de los acontecimientos.

“¿Qué es lo que está tratando de decir? ¿Que mi voto sobre la elección es peor que lo que han hecho los sacerdotes pedófilos durante décadas? No estoy de acuerdo”, dijo McEntee a The Washington Post el martes.

“Creo que lo que han hecho es mucho peor. Se llevaron niños y arruinaron sus vidas, y nos dejaron al resto para que recogiéramos las piezas”.

McEntee aseguró que la campaña pública de Bucci contra los legisladores no se trata del aborto, sino una represalia por un proyecto de ley de 2019 que amplía el plazo de prescripción de los delitos de abuso sexual infantil de 7 a 35 años.

La legislación fue inspirada por la hermana de McEntee, Ann Webb. McEntee dijo que su hermana fue abusada sexualmente de niña por un sacerdote anterior en esa iglesia.

“La Iglesia Católica ha estado trabajando diligentemente para asegurarse de que estos proyectos de ley fracasen o se diluyan”, dijo Webb al Post. “No pueden salir y atacar a las personas que apoyan a los sobrevivientes de abuso sexual infantil, por lo que los atacan en otras cosas, como el aborto”.