Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante el regreso a clases presenciales, la Secretaría de Educación Pública (SEP) aplicará un protocolo sanitario que deberá cumplirse, incluso desde casa, y que contempla una carta de los padres donde se autoriza la presencia del menor en la escuela.
En la conferencia en Palacio Nacional, la titular de la SEP, Delfina Gómez, reiteró ayer que el regreso a clases presenciales el 30 de agosto es inminente.
“Se les pide a los padres de familia que nos hagan favor de enviarlos con cubrebocas y con su gel. Y, por otro lado también, que nos lleven la carta compromiso”, subrayó.
“En la carta de aceptación, precisamente, es donde autorizan que el pequeñito puede estar dentro de lo que es la parte de la asistencia a la escuela. El uso de cubrebocas, sobre nariz y boca en todo momento, ayuda precisamente a minimizar ese posible contagio que pudiera haber”.
Gómez argumentó que los niños necesitan un espacio amigable y propicio para sociabilizar, pero también que sirva como “cobijo” para el estrés y posible violencia doméstica.
“Porque también regresar a clases es regresar con todas las precauciones que hemos aprendido a lo largo de esta situación tan difícil, que ha sido la pandemia. Regresar al juego, a la convivencia con sus compañeras y compañeros, es un factor importante para nuestros niños”, dijo.
Explicó que el protocolo también incluye filtros de salud en la casa, la escuela y los salones de clases; sana distancia; mayor uso a los espacios abiertos; supresión de ceremonias y reuniones generales; y cursos en línea para docentes sobre apoyo socioemocional.
Jesús Ramírez Cuevas, coordinador general de Comunicación Social de la Presidencia, expresó que el confinamiento para los niños podría causar más daño que una posibilidad de contagio en las aulas.
“El regreso a clases es prioritario por razones pedagógicas, emocionales y sociales. La afectación por el confinamiento es mayor que la posibilidad de contagios en las aulas. Hemos vacunado a todo el personal educativo. Por el bien de los niños y niñas, abramos las escuelas”, escribió en su cuenta de Twitter.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador acusó que el regreso a clases ha sido usado por sus opositores para generar polémica y sacar provecho personal. No obstante, afirmó que se va actuar de manera responsable.
“Se oponen a todo lo que nosotros proponemos, el bloque conservador, reaccionario, los que están inconformes con nosotros, porque medraban, porque robaban, porque vivían al amparo del poder público y sobre todo de la corrupción”, expresó.
“Va haber protección y vamos a actuar rápido en el caso de contagios y vamos a saber qué hacer en cada escuela. Todo con el apoyo de madres, de padres de familia, de maestras, de maestros, de las autoridades municipales, de las autoridades estatales”.