Su nombre es Patricio, tiene siete años de edad y cursa segundo año de primaria, sueña con ser policía, sin embargo, para cumplir su sueño en un futuro requiere del apoyo de la ciudadanía, al padecer un trastorno formador de tumores benignos de cartílago en los huesos, el cual no tiene cura. El no darle atención médica especializada pudiera significar el desarrollo de cierto tipo de cáncer.

Su madre, la señora Patricia Marín, explicó que desde los dos años de vida, a Patricio le fue diagnosticada la enfermedad «Ollier» también conocida como «Encondromatosis», la cual se presenta con la aparición de «bolitas» en los huesos que causan que los mismos se vayan encorvando.

Para que tenga una mejor calidad de vida, el menor requiere de al menos nueve cirugías, de las cuales ya lleva tres, las últimas en el pasado mes de septiembre al ser intervenido del fémur, cadera y pelvis que presentaban grandes afectaciones. La próxima operación a realizarse en la Ciudad de México, está programada para el siguiente mes, cuando sea sometido quirúrgicamente en sus dos tibias y la muñeca derecha, donde incluso le serán colocados tornillos para que el desarrollo del hueso sea posible.

A pesar de que Patricio cuenta con cobertura de gastos médicos, lamentablemente la aseguradora ha indicado que únicamente responderán por la hospitalización y la cirugía, por lo que sus padres tendrán que solventar los excedentes ocasionados que en promedio llegan a los 60 mil pesos. Ante ello, familiares y amigos se han sumado a jornadas de boteo para recaudar el dinero que se requiere.

El próximo sábado 27 de noviembre, a partir de las 15:00 horas en la avenida España frente a la Primaria Jesús Rodríguez, se llevará a cabo una kermese en apoyo a Patricio. De la misma manera, el 12 de diciembre se llevará a cabo el sorteo de una pantalla de 43 pulgadas.

La petición de la señora es para que las personas que estén en condiciones de apoyar, lo puedan hacer por medio de una aportación ya sea acudiendo en familia a la kermese, con la compra del boleto para la rifa o por medio de algún donativo a la cuenta 4152 3138 1244 5893, a nombre de Ana Patricia Marín Venegas, sin importar la denominación ya que cualquier ayuda resulta sumamente significativa para que Patricio quien tiene de momento las dos piernas enyesadas, pueda pronto seguir luchando por sus sueños.

«Él es un niño totalmente normal, va a la escuela, brinca, juega futbol. Pero sus huesitos no están normales, sabemos que no tiene cura pero queremos que tenga la mejor calidad de vida posible», expresó.

Patricia Marín, mamá de Patricio.