Lorena Jiménez
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- No será fácil para el mundo reponerse de la crisis emocional y financiera ocasionada por la pandemia, pero la actriz Patricia Reyes Spíndola se mantiene optimista, activa y dispuesta a adaptarse a lo que venga.
De hecho, a lo largo de estos tres meses de confinamiento, la también directora y productora de 66 años se ha dedicado ha actualizarse en el uso del Internet, herramienta que le ayuda a mantener actividades en sus escuelas de actuación, así como reunirse con sus amigos y tomar algunos cursos.
También ha grabado desde su hogar algunos comerciales, y recientemente realizó castings para proyectos televisivos.
Y aunado a todas esas dinámicas, dice, se ocupa diariamente de su trabajo interno para mantenerse sana emocional y espiritualmente.
“Será un año y medio difícil para todos, tendremos que adaptarnos, pero la vida seguirá. Esta pausa que nos obliga la vida a tener, si no nos preparamos también espiritualmente y emocionalmente, no la vamos a pasar bien.
“Yo hago muchos videos de cosas para mantenerme al día, estoy tomando clases en línea de creación de personaje, las clases en las escuelas de actuación también se están dando en línea; no he pasado ningún día sin hacer nada. También he aprovechado mucho para ver series”, platicó en entrevista telefónica.
Reyes Spíndola confía en que una vez que pase la emergencia sanitaria vendrá mucho trabajo para los actores, aunque en este momento sea uno de los sectores más afectados.
Aunque también reconoce la posibilidad de que los artistas tengan que bajarse de precio en algunos proyectos, como los de teatro.
“Creo que para los actores vendrán cosas muy buenas porque las plataformas y televisoras van a requerir de mucho nuevo contenido y habrá mucho trabajo. Posiblemente para el teatro sí sea más difícil levantarse porque probablemente los inmuebles operen al 30 por ciento y los actores tendremos que bajarnos de precio, pero será necesario, tendrá que serlo”.
Por el momento, se siente afortunada de estar activa desde su trinchera y con la esperanza de que pronto se le dé continuidad a los proyectos que se le quedaron en el tintero.
“Tuve la suerte de que a principios de febrero alcancé a terminar de filmar una película, así que puedo decir que seré una de las pocas que va a tener una película del 2020, pero nos sé qué nombre le van a poner”.
La actriz fundó hace años la academia de actuación M&M Studio, que actualmente cuanta con cuatro planteles en Ciudad de México, y este año también abrió una productora.