Sara Ochoa
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-Los ataques a personal médico no paran y se han convertido en el enemigo de la ignorancia.

Julio Flores, enfermero de la Región Sanitaria número 11 en Tonalá, fue víctima de una agresión ayer, mientras viajaba desde su casa al trabajo, ubicado sobre la Calle Juan de Dios Robledo, a bordo de una unidad de la ruta 614 del transporte público.

Ahí, 3 hombres lo patearon por ir vestido con su filipina, causándole una lesión de casi 10 centímetros en el cuerpo.

“Mi carro no prendió y como no pasan taxis por mi casa, decidí irme en transporte público”, recordó.

Julio asegura que a la mitad del viaje, un hombre subió a la unidad y comenzó a atacarlo verbalmente.

“Comenzó a decir cosas como ‘¿No que ya les habían puesto transporte privado a los enfermeros?, nos va a contagiar a todos'”, añadió.

Aunque Julio pensó en bajarse, al estar a 10 cuadras de su destino prefirió esperar, mientras los ataques subieron de tono.

“Se paró frente a mí y me dijo “Bájate a la v…nos vas a contagiar”

Julio intentó defenderse, lo que ocasionó que los acompañantes del agresor comenzaran a golpearlo.

“Me patearon entre los 3, hasta que pude pedir la parada del camión y bajarme”.

Julio siguió con su día de trabajo para no ser enviado a su casa. Sin embargo, horas después denunció la agresión en redes sociales.

“Hice el video con la finalidad de que mis compañeros hagan consciencia de la sociedad tan ruin que tenemos, tengo hijas y esposa y uno va a trabajar a dar el 100 arriesgándose”, explicó entre lágrimas.

“A nosotros no nos importa ni la religión ni la clase social de nuestros pacientes, la salud es universal y la entrega a ellos es nuestra vocación”, denunció.

Por ahora, la Secretaría de Salud levantará un acta de la agresión el próximo lunes, mientras que Julio y sus compañeros han recibido indicaciones de acudir vestidos de civil y cambiarse a sus uniformes de trabajo dentro de los hospitales.

“Cuídense y protéjanse compañeros”, concluyó.