La Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado informó que el número de pozos en el Municipio de Aguascalientes ha aumentado a 210, durante mucho tiempo se mantuvo en 207, y ese cambio fue posible por la inversión histórica de 186 millones de pesos en la perforación, equipamiento y línea de conducción de 15 nuevas fuentes de abastecimiento.

Ahora el reto de la CCAPAMA que involucra a toda la ciudadanía es aprovechar el agua que se extrae del subsuelo, ya que el permiso anual de extracción es de 130 millones de metros cúbicos para el Municipio de Aguascalientes por parte de la Conagua y esta cantidad se saca de los mantos acuíferos.

Refugio Muñoz de Luna, director de la CCAPAMA, señaló que el gran reto es la atención de las fugas de agua potable en la red pública y en los domicilios particulares, por lo que se necesita que todos tengan cuidado sobre el uso del vital líquido.

Sobre los nuevos pozos, dijo que con esta inversión se ha mejorado gradualmente el servicio de agua potable en la ciudad, se ha logrado que disminuyan los tandeos, y en el primer semestre se pusieron en operación ocho de las quince fuentes de abastecimiento.

Los otros siete pozos se han estado terminando de construir y entregándose en este segundo semestre. Toda esta infraestructura es sustitución de pozos que ya habían cumplido su vida útil, hasta hace algunos meses hubo 207 fuentes, pero ahora se ha logrado crecer en tres de ellos al hacerse la perforación de algunos nuevos, los cuales se encuentran dentro de los derechos de extracción vigentes.

El director de la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado detalló que de acuerdo con la concesión de derechos de extracción, que desde hace tiempo existe una veda y no puede aumentarse, Aguascalientes sólo puede extraer 130 millones de metros cúbicos al año.

“Por habitante se tiene considerado un consumo de 300 litros diarios, y de ahí se tiene una pérdida de 40% sea por fugas o por desperdicio”, puntualizó.